Después de un desastre natural como el terremoto ocurrido en Ecuador el pasado 16 de abril, que llegó a 7,8 grados en la escala de Richter, la situación de los animales también debe ser evaluada en medio de todos los destrozos.

De eso se encargan actualmente en la asociación World Animal Protection, que se encuentran en Ecuador en estos momentos para evaluar dichos daños. Por ahora se sabe que seis provincias del país han declarado un estado de emergencia, en el que no sólo personas sino también miles y miles de animales se encuentran sin hogar, sin comida y al borde de la muerte. Todavía no hay número oficial de víctimas animales, lo que sí se sabe es que los daños a infraestructuras han sido incalculables: esto provoca directa e indirectamente que animales tanto de áreas rurales y urbanas estén perdidos por las calles hasta que empiecen a implementarse medidas que puedan empezar a suavizar la situación.

Ahora mismo el equipo de la WAP le está dando prioridad a atender y dar cuidados a cualquier animal necesitado que encuentren. Ya son varias las organizaciones privadas, académicas y veterinarias que se han unido a la causa, todas ellas ofreciendo servicios de primeros auxilios a animales.

Podemos ayudar difundiendo la siguiente información entre nuestros contactos, especialmente si tenemos algún amigo o conocido en Ecuador que pueda echar una mano. En general, los siguientes puntos pueden ayudar en situaciones como ésta: acciones como reservar agua y comida para las mascotas, informar a las brigadas veterinarias sobre las condiciones especiales de nuestras mascotas, avisar a las autoridades locales en caso de que nuestra mascota esté perdida o no dejar a nuestra mascota caminar libremente entre escombros y cristales pueden suponer una diferencia crucial.

Fuente: World Animal Protection