Hace poco os hablábamos del desastre que podría suponer seguir abocando residuos plásticos al mar como hasta ahora. Uno de los grandes problemas de los residuos plásticos es que no son biodegradables y no se pueden destruir, aunque parece que en lo relacionado con este tema hay ciertas novedades.

Pensábamos que el plástico era resistente a todas las especies de bacteria y que sus polímeros eran imposibles de metabolizar por los grupos de bacterias conocidos hasta ahora, pero los investigadores han detectado la existencia de un tipo de bacteria capaz de digerir el plástico usado en botellas, contenedores de comida y ropa. Esta nueva especie se llama Ideonella Sakaiensis ya que ha sido encontrada en Sakai, Japón.

La bacteria fue descubierta en una acumulación de plástico de la región, acumulación que usaban como alimento. El truco que utiliza la bacteria para digerir este material, pese a ser éste y sus polímeros mayores en tamaño, es que dispone de dos enzimas capaces de romper los enlaces moleculares de los polímeros para metabolizarlos y convertirlos en agua y en dióxido de carbono. Y es que con esto parece que el planeta Tierra se está defendiendo y que desea, más que nada, limpiar sus regiones de la polución que las afecta.

Aunque esto puede ayudar a solucionar el tema, en Animalia Noticias queremos pensar más allá y lo cierto es que la mejor solución sería dejar de abocar tantos residuos y empezar a actuar de forma más sostenible, antes de recurrir a una solución fija y masiva basada en bacterias come-plástico. Aún así, no es una mala solución para empezar a plantearse realizar una limpieza a fondo del planeta.

Fuente: TheMindUnleashed