El consultorio ha abierto sus puertas en Barcelona para todas aquellas mascotas adoptadas y maltratadas que requieran de atención

La situación económica en la que se encuentra España hace unos años no sólo afecta al mercado laboral y a la calidad de vida de las personas, sino también a los animales y mascotas que están bajo su cuidado. Debido a la falta de recursos de los cuidadores, los refugios a menudo reciben a mascotas en un terrible estado de salud. Por otro lado y en los casos más extremos, los dueños se ven obligados a recurrir a la eutanasia al no poder pagar los tratamientos que necesitan sus mascotas. En conclusión, tener una mascota y poder ofrecerle los cuidados necesarios se ha convertido en un lujo que no todos se pueden permitir.

Viendo cómo está el panorama y teniendo en cuenta que las asociaciones protectoras de animales tampoco pasan por su mejor momento, la Fundación Altarriba ha cedido sus instalaciones para que el AVIAM (Asociación para la Vigilancia de Inspección del Animal Maltratado) tenga un espacio en el que abrir su consultorio veterinario, exclusivamente dedicado a animales adoptados y maltratados. Ya hace unos seis meses que algunos veterinarios colaboran con AVIAM y atienden a los animales que allí reciben a precio muy reducido, aplicando también descuentos a aquellas personas con bajos ingresos.

Por ahora la consulta, que encontraremos en Gran Vía con calle Espronceda, ha atendido a 189 perros y 31 gatos en Barcelona. Pese a la buena noticia y la increíble iniciativa, aún falta lo más importante: sensibilizar a los ciudadanos para prevenir los abandonos, concienciar de lo que supone adoptar a un animal -tanto a nivel personal como económico- y potenciar las adopciones de animales en refugios que necesitan de una familia en vez de recurrir a la alternativa de comprarlos en tienda.

Fuente: 20minutos