Muchos de los arrecifes de coral que hay en el mundo están siendo de los primeros afectados por el calentamiento global: los corales se están volviendo cada vez más blancos y muriendo. Este fenómeno de blanqueamiento se observó por primera vez en 1998 y podría acabar con la población de arrecifes de coral en pocas décadas.

Con este blanqueamiento los corales van perdiendo pigmento y mueren, dejando atrás un esqueleto blanco. Actualmente se observa un blanqueamiento severo en Hawaii, Fiji, Asia y en partes de la Gran Barrera de Coral. El estado actual del tema es grave: John Tanzer, director en WWF del programa marino global, ha comentado que “nunca he visto nada como este fenómeno de blanqueamiento. Los corales hasta ahora habían estado luchando para crecer y sobrevivir entre polución y pesca no sostenible, y ahora con este impacto directo del calentamiento global su futuro depende de una acción global urgente”.

Las consecuencias de que estos ecosistemas desaparecieran por completo serían devastadoras, ya que muchos animales y familias dependen de la existencia y preservación de estas zonas de coral. Estos últimos años se ha visto un crecimiento muy intenso y global del fenómeno, tanto que muchos expertos preveen que estos arrecifes puedan extinguirse en unos 30 años si no hacemos nada para evitarlo.

Una razón más para seguir cuidando del planeta y evitar que todo esto se haga realidad.

Fuente: Wwf.Panda.org