Pese a las ganas que teníamos de que llegase la fecha de estreno de la película A Dog’s Purpose (La razón de estar contigo en España), una película basada en un libro contado desde la perspectiva de un perro, el vídeo publicado por el medio TMZ que se hizo rápidamente viral fue una sorpresa para muchos de nosotros.

En dicho vídeo podíamos ver una terrible escena en la que un pastor alemán es forzado a entrar en una piscina en la que colocaron motores para remover el agua. El perro, muy asustado, se resiste durante casi un minuto para no tener que entrar en el agua mientras un hombre le fuerza y empuja. El final del vídeo es más espeluznante que el principio: el perro es lanzado al agua a la fuerza y, debido a las olas y la espuma generada por los motores, se hunde en el agua a los pocos segundos sin ser capaz de nadar hacia la superficie. El equipo salta al agua inmediatamente para rescatarlo, evitando lo que podía haber sido un accidente fatal sólo para rodar una escena.

Os dejamos aquí con el vídeo en cuestión:

Como os podéis imaginar y era de esperar, miles de personas y asociaciones animalistas (en especial PETA) se pusieron en marcha, empezaron a pedir explicaciones sobre lo sucedido y organizaron un boicot para no ir a ver la película y así no generarle ganancias. Aunque muchos de nosotros nos sentimos indignados al ver esto y protestamos sin parar contra el equipo de producción de la película, parece que la cosa es más complicada de lo que parece.

Resulta que el productor de la película, Gavin Polone, había estado presente durante el 70% del rodaje en el mismo set y, según explica, los animales fueron tratados justamente y entrenados con normalidad durante todas esas semanas. El correcto trato y entrenamiento hacia los animales lo supervisaba una compañía llamada Birds and Animals Unlimited, mientras que la AHA (American Humane Association) vigilaba por el bienestar animal en todo momento. Polone añade que los ejecutivos del estudio son gente que se preocupa genuinamente por los animales que nunca permitiría algo así. En sus propias palabras, comentaba lo siguiente:

“Al igual que tú, lector, me horroricé después de ver el video grabado en el set de La razón de estar contigo: un entrenador de perros tratando de obligar a un pastor alemán asustado a entrar a la alberca. A diferencia de ti, el terrible sentimiento generado por este video aumentó para mí porque soy el productor de esta película, y porque gran parte de mi identidad está fusionada con la creencia de que soy un amante y defensor de los animales y su bienestar.”

¿Qué pasó entonces? Unos dicen que el entrenador del perro forzó al animal, otros comentan sobre supervisores que no hicieron su trabajo ni pararon la escena en ese momento y otros critican a un equipo que se mostró indiferente ante la escena. TMZ, por otro lado, asegura que las imágenes son del 2015, y no hay explicación que aclare por qué el vídeo se ha hecho viral después de tanto tiempo.

De cualquier manera, no hay duda de que la película verá las consecuencias reflejadas en sus ingresos.

Fuentes: ElUniverso.com, CinePremiere.com