Una vaquita marina, animal también conocido como marsopa en algunos países, ha muerto al ser capturada por un equipo de científicos en México.

Según palabras del secretario de medio ambiente y recursos naturales del país, Rafael Pacchiano, el animal -una hembra adulta en edad reproductiva- murió en cautiverio tras sufrir diversas complicaciones médicas. El equipo reconoce que es complejo y arriesgado capturar a estos animales y trasladarlos lejos de su hábitat ya que son muy sensibles, aún así, aseguran que el riesgo fue justificado, ya que el animal fue capturado con la intención de protegerlo para salvar a la especie. En concreto, el plan era trasladarlo a un corral flotante llamado “El Nido“.

Dicha captura ha sido la segunda llevada a cabo por el gobierno mexicano y la asociación Vaquita CPR – la primera captura tampoco fue un éxito debido a que el ejemplar capturado era demasiado joven y no podía ser separada de su madre. En la actualidad sólo quedan 30 individuos de este animal en el planeta, todos ellos concentrados en el norte de México. La causa principal de las muertes de estos animales en los últimos años han sido las redes de pesca colocadas a lo largo del golfo de California, en las que muchas vaquitas se enredan y se ahogan.

Siempre es una mala noticia leer sobre animales que mueren al ser capturados, pero es aún más terrible saber que le ha ocurrido a un animal en tan crítico peligro de extinción como lo es la marsopa.

Fuente: ElPaís