La FWS (Fish and Wildlife Services) ha declarado que es un buen momento para eliminar a los osos pardos de la lista de especies en peligro

Y es que no todo son siempre malas noticias en lo que a especies amenazadas se refiere: mientras que la población de oso pardo en Yellowstone sumaba 136 en 1975, hoy en día parece haberse recuperado hasta sumar 700 individuos que ocupan un territorio de unos 36.000 km cuadrados en el parque de Yellowstone, extendidos entre los estados de Idaho, Montana y Wyoming.

Además de la buena noticia basada en la intención de eliminar al oso pardo de dicha lista oficial, que reúne a todas las especies en peligro de extinción de Estados Unidos, se pretende seguir monitorizando y controlando las actividades de la especie, su población y el estado de su hábitat. Esto incluirá la implementación de diferentes estrategias de conservación, además de consultar dicho plan con las tribus de nativos americanos.

El director de la organización FWS declara que “nuestro propósito bate hoy un récord y celebra 30 años de colaboración con nuestros compañeros federales y estatales, todo para concentrarnos en el reto de mejorar los hábitats de los osos pardos”. Esperemos, eso sí, que quitar a la especie de la lista no provoque que los cazadores puedan dañar a los miembros de esta especie de nuevo sin ningún tipo de control. Veremos qué tipo de medidas se adoptan para ello.

Fuente: Discovery News