Pocos días y en pocas ocasiones tenemos el placer de escribir una noticia tan genial: ¡se acabó el peligro de extinción para el oso panda gigante!

Criaturas entrañables donde las haya y símbolo de la organización no gubernamental WWF, el oso panda gigante siempre ha sido una de esas especies representativas de cualquier causa que tenga que ver con animales en peligro de extinción y especies protegidas.

Fue el pasado fin de semana cuando, en un meeting que tuvo lugar en Hawaii en el que se reunió el congreso de conservación mundial, se anunció que el panda gigante iba a ser eliminado de la lista oficial de especies amenazadas debido a una recuperación considerable de la especie especialmente en China – donde la cantidad de pandas va creciendo y creciendo.

En concreto y por primera vez en décadas, la población de pandas gigantes en China ha crecido un 17 por ciento en la región, superando así los 2.000 individuos. Dicho crecimiento en la población se debe, en parte, a los esfuerzos del gobierno chino concentrados en conservar a la especie, que tuvieron como resultado la replantación de numerosos bosques de bambú y la aprobación de duras políticas en contra de la caza furtiva.

Recordemos por último que los pandas siguen clasificados como especie vulnerable y que los esfuerzos por conservar la especie no deberían detenerse ni relajarse. Es más: mientras sigamos amenazados por el calentamiento global, seguirán desapareciendo los bosques de bambú y más grandes tendrán que ser los esfuerzos por conservar esta especie y muchas otras.

Fuente: Gizmodo