Los arrecifes de coral son ecosistemas que suelen crecer en agua salada, por ello el reciente descubrimiento del arrecife en aguas del río Amazonas fue una gran noticia y una sorpresa para muchos. El descubrimiento, además, ocurre en una época en la que los corales son considerados uno de los organismos más amenazados por el calentamiento global y el cambio climático.

Este coral, descubierto en la región de Brasil en la que desemboca el río Amazonas, es extremadamente especial no sólo por su tamaño si no por las aguas en las que se encuentra. Es, posiblemente, el único arrecife que se ha encontrado en aguas dulces y turbias y por lo tanto un ecosistema único. El arrecife, localizado a 200 metros de profundidad, ocupa una superficie de 9,500 kilómetros cuadrados y fue descubierto en Abril del año pasado, aunque es realmente ahora cuando se está empezando a estudiar y explorar más en detalle. Ha sido también recientemente cuando el científico brasileño Ronaldo Francini ha comentado la posibilidad de que puedan descubrirse nuevas especies de peces mariposa, esponjas, calcáreas y corales en la zona.

Sabiendo esto y teniendo en cuenta que los corales son una de las formas de vida más antiguas del planeta, lo obvio sería tomar medidas inmediatas para evitar que este arrecife reciba daño alguno, como por ejemplo aprobar una ley que lo considere un hábitat protegido. Pero por desgracia no ha sido así, sea por falta de presión por parte de los gobiernos o por influencias de las compañías petroleras.

Y es que en menos de seis meses, apenas habiendo empezado a saber más sobre esta maravilla, las compañías petroleras Total y BP han anunciado su intención de empezar a buscar petróleo en la costa del Amazonas. Obviamente, cualquier derrame de combustibles fósiles en esta zona podría ser letal para los animales y vegetación de la zona, incluyendo la que vive en el arrecife de aguas dulces. En otras palabras, se avecina la tragedia.

Una pequeña acción que podría ayudar a proteger el arrecife sería firmar esta petición de Greenpeace para apoyar a los equipos de conservación que luchan por mantenerlo a salvo. Por último, aquí os dejamos un vídeo de Greenpeace en el que podéis ver lo que encontraron tras una primera exploración del arrecife, realmente impresionante:

Fuente: LaBioguia.com, Greenpeace