Hace unos días que leíamos la escalofriante noticia: un grupo de veterinarios en Bangkok han retirado casi mil monedas del estómago de una tortuga marina que nadaba en una piscina pública. Al parecer, en Tailandia es una costumbre tirar monedas en aguas donde nadan tortugas con el objetivo de llamar a la buena fortuna.

La tortuga de 25 años, llamada Bank, fue operada hace unos días. Durante la intervención quirúrgica 915 monedas fueron retiradas de su estómago una por una – las monedas habían formado una bola en su estómago que, con el tiempo, llegó a pesar 5 kilos y causó una ruptura en su cascarón, herida que posteriormente se infectó, amenazando la vida del animal.

Al ver la situación, algunos ciudadanos avisaron a la marina del país, quien llevó a la tortuga a un centro veterinario para ser tratada de urgencia. Fue en el centro veterinario de la Chulalongkorn University donde se realizaron diversas pruebas que permitieron visualizar la gran masa de monedas en el sistema digestivo del animal. Bajo anestesia, los cirujanos operaron a la tortuga durante cuatro horas, retirando una por una las corroídas y semi-digeridas monedas.

Pese a la terrible noticia, fue la misma población de la ciudad la que se encargó de pagar por la cirugía y fueron los mismos ciudadanos los que reunieron unos 500 dólares para poder curarla.

Parece que después de esta terrible experiencia Bank se encuentra bien y recuperándose favorablemente. Esperemos que esto sirva de detonante para que se prohíba la costumbre de tirar monedas en fuentes o piscinas en las que habiten animales.

Fuente: Gizmodo.com