El pasado mes de Marzo muchos conservacionistas y animalistas se fueron a dormir con una sonrisa en la cara: se había encontrado y rescatado una hembra de rinoceronte de Sumatra, especie rarísima y en peligro, en Borneo. Este resultó ser un gran hallazgo ya que ningún miembro de la especie había sido encontrado en 40 años.

Aún así, hace unas horas que la International Rhino Foundation nos ha hecho llegar la triste noticia de la muerte del rinoceronte, llamada Najaq. Según nos cuentan, la hembra murió a causa de una infección en la pierna, que pudo con ella debido al delicado estado de salud en el que fue encontrada. Algunas evidencias sugieren que la herida fue causada por un intento de caza furtiva poco antes de que los conservacionistas rescatasen al animal.

Hasta hace relativamente poco tiempo se creía que los rinocerontes de Sumatra se habían extinguido totalmente en esa zona de Borneo, pero unas imágenes grabadas en 2013 revelaron la presencia de algunos individuos de la especie. Precisamente debido a estos signos, los conservacionistas se pusieron en marcha e iniciaron una campaña para movilizar a los rinocerontes de la zona hacia un santuario protegido y más seguro, a unos 150 kms de la zona.

El estado actual del tema es que Najaq era uno de los últimos 100 rinocerontes con vida y por ello siguen los esfuerzos para mejorar el plan de cuidar de todos los miembros de la especie en el nuevo santuario, donde pueden estar fuera de peligro y ser atendidos por la International Rhino Foundation.

Fuente: NationalGeographic.com