En un comunicado de prensa oficial, SeaWorld Orlando anunció hace unas horas que la conocida orca Tilikum ha enfermado gravemente a causa de una infección bacteriana y que, incluso, podría encontrarse cerca de la muerte. Los encargados de Sea World comunicaban lo siguiente:

“Nos entristece anunciar que durante las últimas semanas el comportamiento de Tilikum ha empezado a ser cada vez más letárgico, y los veterinarios de SeaWorld así como los equipos de cuidado animal sospechamos que su salud está empezando a deteriorarse.”

El parque ha confirmado que Tilikum sufre de una infección bacteriana en los pulmones, aunque la orca ya venía presentando problemas crónicos de salud y signos de depresión desde hacía meses. Lamentablemente, casos de orcas con infecciones pulmonares bacterianas o micóticas se han visto más de una vez en este contexto: Unna, una orca de 18 años cautiva en SeaWorld Texas, murió el Diciembre pasado a causa de una infección bacteriana que le provocó un fallo sistémico. Las conclusiones de los veterinarios de SeaWorld indican que la condición es extremadamente difícil de tratar y que se trata ya de una infección crónica y progresiva.

A algunos os sonará quizás el nombre de Tilikum: fue capturado en 1983 en la costa este de Islandia y ha estado involucrada en la muerte de tres personas. En 2010 protagonizó un terrible incidente que desembocó en la muerte de la entrenadora de Sea World Dawn Brancheau, hecho documentado al completo en el documental Blackfish. La noticia supuso una tragedia a todos los niveles, pero también sirvió como desencadenante para que mucha gente reflexionase sobre el verdadero horror en el que se encuentran estos animales de 7-9 metros (Tilikum mide 6,9 m), que viven prácticamente la totalidad del día en unos contenedores minúsculos: estrés, depresión y agresividad son sólo algunas de las terribles consecuencias para los animales.

De nuevo, una noticia que nos hace sentir increíblemente impotentes, ya que SeaWorld Orlando hace años que decidió ignorar todas las peticiones para liberar a Tilikum en un entorno natural. Desde aquí sólo nos queda esperar que Tilikum tenga toda la paz y tranquilidad posible.

Si queréis aprender más sobre cómo influye la cautividad en estos animales, no os perdáis este artículo sobre el estado actual del problema y algunos de los incidentes ocurridos en este tipo de parques acuáticos.

 

Fuente: DolphinProject.net
Imagen: FreeImages.com/D d