Hace poco publicábamos una noticia sobre el acceso a información sobre bienestar animal en Estados Unidos, bloqueado ahora por el presidente Donald Trump.

Y es que la elección de Trump como presidente de los United States of America ha supuesto un golpe durísimo para el medio ambiente, para el avance del desarrollo de productos ecológicos y sostenibles y, como consecuencia, para el bienestar general de los animales.

Aunque cueste creer que alguien haya votado que sí a semejante barbaridad, el senado de Estados Unidos ha aprobado que a partir de ahora se pueda cazar y asesinar a osos mientras se encuentran durmiendo, en plena hibernación. Ahora la vida de todos los osos de la Reserva Federal de Alaska corre peligro y no sólo mientras hibernen: Trump también ha confirmado que se podrá atraer a los osos con comida hasta posiciones donde el tiro sea fácil para el cazador. Por si esto no os ha impactado lo suficiente, el presidente también ha dado el OK a poder acabar con la vida de aquellas manadas de lobos que se encuentren refugiadas en guaridas, incluidas madres y crías.

Las recientemente aprobadas técnicas de caza incluyen permisos para poder disparar a osos y lobos desde aviones a lo largo de la reserva de Alaska. Como es de esperar, muchísimos grupos animalistas han empezado a protestar y a analizar posibilidades para paralizar el nuevo permiso, tanto a nivel federal como estatal. Una de las soluciones pasa por privatizar los terrenos en los que se encuentran los animales, aunque sea difícil conseguirlo.

Fuente: Dmax.marca.com